jueves, 17 de enero de 2013

¿Qué día es hoy?


Recuerdan esa vez que dije que era un día extraño, pocas veces me pregunto que sería un día extraño comparado con uno normal, raras son las ocasiones donde pienso esa pequeña diferencia cuando se dentro de mi que solo radica en la forma de ver las cosas, todo depende de que angulo, de la primicia al despertar. Sabes que será un excelente día cuando sonríes y vez tu rostro sobre el espejo y gritas en silencio esa palabra, pero cuando al levantarte de esa cama solo piensas en regresar, te aquejas del clima tan malo que tocó, que aún sientes en el rostro desvanecer las marcas de la almohada, en ese momento, será un día extraño, un día que sólo sentirás que las cosas te saldrán mal.

Ahora mientras más pienso que debo pensar, vaya que dolor de cabeza, es conveniente relajarte, tomarte el tiempo para aclarar ideas, tener momentos creativos, detenerte, pausar tu respirar para admirar el camino, dejar que las dudas se vayan resolviendo con cada detalle que surge viendo el paisaje tan hermoso que muchas personas se pierden por preocuparse que deban hacer.

Pensar, pensar, pensar, muchas veces se crea una dependencia de que debemos hacer en este planeta es solo pensar y hacer las cosas, en ocasiones tenemos que dejar que surjan las ideas de momentos espontáneos, de suspiras sin alientos. No queda más que vivir como te han educado, pero si es necesario cambiar algo, simplemente hazlo, es mejor arrepentirse de lo que has hecho, que arrepentirse de algo que jamás hiciste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada